sostenibilidad
Compromiso Social

Comprometido con sus grupos de interés, EDP realiza diferentes proyectos que engloban actividades culturales en un amplio abanico de entidades y centros, actividades ambientales que mejoran el entorno que nos rodea, actividades deportivas para inculcar hábitos de vida saludables, y actividades de labor social. En muchas de ellas participan los propios empleados a través del programa de voluntariado, siempre en coordinación con la Fundación EDP, encargada de reforzar el compromiso de la compañía con el desarrollo sostenible en los ámbitos geográficos donde está presente.

La Responsabilidad Social se define como la responsabilidad de una organización ante los impactos que sus decisiones y actividades ocasionan en la sociedad y el medio ambiente, mediante un comportamiento ético y transparente que:

• contribuya al desarrollo sostenible, incluyendo la salud y el bienestar de la sociedad
• tome en consideración las expectativas de las partes interesadas
• cumpla con la legislación aplicable y sea coherente con la normativa internacional de comportamiento
• esté integrada en toda la organización y se lleve a la práctica en sus relaciones 

EDP reconoce su responsabilidad social e identifica las partes interesadas y el involucramiento con las mismas, como base de su estrategia en responsabilidad social. Este reconocimiento incluye como materias fundamentales y asuntos de responsabilidad social temas clave como los derechos humanos y prácticas laborales, así como la relación con la comunidad, asuntos de los consumidores, prácticas justas de operación y el medio ambiente.
En relación con los Derechos Humanos y Laborales, el Consejo de Administración Ejecutivo de EDP hace pública la siguiente declaración:

Declaración de respeto por los Derechos Humanos y laborales

Identificándonos con la Política de Derechos Humanos y Laborales del Grupo EDP y en aplicación de los Principios Orientadores para Empresas (Principios de Ruggie) del Consejo de los Derechos Humanos de la ONU, EDP ha asumido, en sus principales documentos corporativos, como el Código Ético y los Principios de Desarrollo Sostenible, los siguientes compromisos:

• Actuar de total conformidad con la legislación y el reglamento de las regiones en las que opera, con integridad y buena gobernanza, promoviendo el respeto de los Derechos Humanos y las prácticas laborales, en su esfera de influencia y en la cadena de valor, incluyendo además de a sus colaboradores, a socios, proveedores y clientes.

• Respetar la Declaración Universal de los Derechos Humanos, las Convenciones de la Organización Internacional del Trabajo, el Pacto Global de las Naciones Unidas y los Principios Orientadores para Empresas: Principios de Ruggie;

• Ir en contra de la detención arbitraria, tortura o ejecución y a favor de las libertades de conciencia, de religiosa, de organización, de asociación, de opinión, de expresión y de derecho a la privacidad y a la propiedad;

• No emplear mano de obra infantil o forzada, ni transigir con tales prácticas por parte de terceros con los que establezca relaciones;

• Respetar la libertad de asociación sindical y reconocer el derecho a la negociación colectiva;

• Orientar sus políticas y procedimientos laborales en el sentido de impedir la discriminación injustificada o el tratamiento diferenciado en función del origen étnico o social, género u orientación sexual, edad, religión, estado civil, deficiencia, orientación política, opinión, naturaleza o asociación sindical;

• Dar prioridad a la seguridad, a la salud y al bienestar de los colaboradores, asegurando el desarrollo de sistemas adecuados de gestión de la salud y la seguridad ocupacional;

• Respetar, promover y asegurar condiciones de trabajo dignas y no tolerar actos de violencia psicológica, ni de coacción moral;

• Propiciar con regularidad información y formación en materia de Derechos Humanos y de prácticas labores a sus colaboradores, socios y cadena de valor: proveedores y clientes.

• Mantener una relación de proximidad con las comunidades de las regiones en las que actúa, estableciendo un diálogo regular, abierto y franco, procurando conocer sus necesidades, respetando su integridad cultural y procurando contribuir a la mejora de las condiciones de vida de las poblaciones locales, reconociendo los derechos de las minorías étnicas y de los pueblos indígenas;

• Respetar el principio de precaución, cuando sus actividades puedan tener como resultado daños serios e irreversibles para la vida o la salud humanas o para el ambiente que, aunque sean inciertos, sean científicamente factibles, tomando medidas para evitar o mitigar dichos efectos.

En este ámbito, EDP se compromete a:

• Mantener un Programa de monitorización del respeto de los Derechos Humanos y Laborales, para identificación de riesgos y actuación, de manera que se pueda evitar, minimizar o reparar eventuales impactos negativos que surjan de sus negocios y de sus actividades.

Los presentes Compromisos con los Derechos Humanos y laborales son aplicables para todas las Unidades de negocio y Empresas del Grupo EDP, a las empresas participadas y asociadas sobre las cuales el Grupo detenta el control de gestión y a todos sus colaboradores y dirigentes, así como para los prestadores de servicios que actúen en nuestro nombre. Para las restantes empresas participadas, socias e intervinientes en la cadena de suministro, EDP promoverá la alineación de las correspondientes políticas, estrategias y prácticas a los presentes Compromisos de respeto por los Derechos Humanos y Laborales.

 

La gestión de los grupos de interés (stakeholders en inglés) es un ejercicio de exigencia, de intercambio y de transparencia de las empresas en su relación con la sociedad y, en particular, con las entidades que influyen o son influenciadas por su actividad.

A través de esta gestión, EDP España detecta los grupos de interés relevantes, recoge sus expectativas de relación e identifica los desafíos, riesgos y oportunidades de mejora, integrándolos así en la estrategia de la empresa.

Para desarrollar de forma coherente la relación entre EDP España y sus grupos de interés, se han definido dos instrumentos: la Política de Stakeholders para todo el grupo EDP, y un Modelo de Segmentación que nos ha permitido identificar cuatro grandes categorías de grupos de interés.

Modelo de segmentación

El Modelo de segmentación se organiza en torno a tres ejes que permiten la agrupación de los grupos de interés en cuatro categorías en función de las diferentes características e intereses que presentan:

Mostrar Todas Cierra Todo
Cadena de Valor

El primer eje se constituye en torno al desarrollo de las actividades de la empresa, es decir, el conjunto de actividades y procesos que permiten acercar a los clientes la electricidad, el gas y los servicios energéticos. Se define así la primera categoría que engloba los grupos de interés que denominamos Cadena de Valor. Forman parte de esta categoría:





  • Clientes, que juegan un papel cada vez más activo en la demanda de nuevos productos y servicios.




  • Empleados, cuya actuación permite el desarrollo de la estrategia de la empresa y el cumplimiento de los compromisos en materia de sostenibilidad económica, social y ambiental.




  • Proveedores. El actual modelo de gestión de EDP España apuesta por la externalización de actividades no estratégicas, permitiendo la optimización de recursos internos y la coordinación de actividades dentro del grupo EDP. Se establece así una red que integra a todas las empresas colaboradoras, lo que hace que sea uno de los grupos de interés identificados por EDP España.




  • Comunidad científica, como fuente de innovación para obtener nuevos productos y servicios energéticos.




Envolvente directa

El segundo eje se refiere a la envolvente directa que encuadra y define las condiciones en las que EDP ejerce su actividad y materializa sus inversiones: normativas, competencia, condiciones de financiación, reglas y decisiones regulatorias, políticas públicas… En un sector energético con altos niveles de incertidumbre financiera y riesgo regulatorio se distinguen dos categorías:





  • Mercado, que agrupa a los Inversores, Entidades Financieras y Competidores, que facilitan o dificultan la aplicación de las estrategias de inversión, de internacionalización y las actividades de diversificación.




  • Democracia, que agrupa a aquellos que definen y ajustan las reglas de juego del mercado facilitando en mayor o menor medida la realización de las actividades de los diferentes agentes. El Gobierno, los Organismos públicos y la Regulación, junto con el Parlamento y los Partidos Políticos y las Instituciones Internacionales, vigilan la actividad de las empresas y los mercados.




Entorno social y territorial

El tercer eje se configura en el entorno social y territorial donde EDP desarrolla sus actividades. Estas actividades generan efectos directos, indirectos e inducidos que pueden ser de naturaleza económica, social y ambiental. En esta categoría se agrupan los siguientes grupos de interés:





  • Las Comunidades locales: la actividad de EDP España favorece un modelo de desarrollo social y territorial basado en un crecimiento sostenible, generando un efecto dinamizador de las economías de las regiones y municipios en los que está presente.




  • Los Ayuntamientos de los territorios donde se ubican las inversiones relevantes de EDP, asumen que la empresa es un motor de sus propios procesos de desarrollo regional y comunitario, con expectativas de progreso económico y social duradero.




  • Las Organizaciones de la sociedad civil, principalmente ONG, establecen un marco crítico que condiciona el desarrollo de las actividades del Grupo; EDP España promueve una colaboración con las ONG con las que comparte valores, colaboración que se coordina a través de la Fundación EDP.




  • Los Medios de comunicación y Líderes de opinión, donde se debaten y contestan los proyectos más relevantes del Grupo EDP en España.




Política de grupos de interés
Política de grupos de interés
Download

Conscientes de la importancia de una adecuada gestión de los recursos humanos, EDP tiene implantado un modelo para el desarrollo del capital humano, enfocado a conseguir que EDP sea el mejor lugar para trabajar. Este modelo se inicia ya en la propia selección de las personas, y continúa con la inversión en su desarrollo y formación y la gestión de su desempeño, todo ello sin perder de vista el equilibrio entre la vida personal y profesional.

Este equilibrio queda garantizado a través de los Convenios Colectivos de Trabajo, que regulan las relaciones laborales entre las empresas que forman el Grupo y los trabajadores, asegurando un marco laboral estable.

Además, EDP sabe que el éxito reside en las personas; por eso todos los miembros del equipo humano que forma EDP están involucrados en la misión y los objetivos de la compañía. Con el conocimiento y las sugerencias de todos hacemos las cosas cada vez mejor. Para ello, EDP en España ha puesto en marcha en el año 2006 el Programa Lean.

Lean es una forma de trabajar que persigue la mejora continua de las actividades a través de la participación de todos los colaboradores de la Organización en la generación de soluciones y la eliminación de las tareas no útiles o ineficaces, como son: tiempos de espera (mala planificación de trabajos), consumos innecesarios (equipos auxiliares, combustibles), reprocesamiento (averías recurrentes), desplazamientos innecesarias (ubicación de herramientas o materiales lejos de los puntos de uso), actividades innecesarias (duplicidad de tareas).

Por otro lado, EDP está comprometida con el refuerzo constante de la cultura de seguridad y salud en el trabajo; dispone por ello de una política de prevención para asegurar que tanto empleados como proveedores aplican las prácticas de prevención de riesgos laborales exigidas por EDP, marcándose como objetivo final CERO ACCIDENTES.

Planificar, atraer y seleccionar

La selección de personas se engloba en un modelo de gestión integrada que busca dotar a EDP de las competencias y recursos necesarios, atrayendo a los candidatos más adecuados en pro de la excelencia, considerando competencias específicas para el negocio pero también comportamientos que se enmarquen dentro de nuestra cultura organizativa, potenciando la creatividad y la innovación de los individuos.

Los procesos de selección están basados en principios éticos y modos de actuación globales que aseguren la equidad de criterios y promuevan la movilidad interna de las personas para que puedan desarrollarse dentro de la organización.

 

Valorar y reconocer

Gestionar la evaluación del Desempeño es fundamental para orientar el esfuerzo individual  y colectivo hacia los resultados deseados por EDP, integrando la gestión de las competencias estratégicas (potencial) y la gestión del desempeño (objetivos). Por medio de un proceso justo y participativo, el proceso de evaluación de EDP busca estimular comportamientos que maximicen la productividad, la responsabilidad, la participación y alcanzar las metas globales, dando valor a su contribución individual y coordinando su desempeño con la estrategia de la organización.


Formación y desarrollo

La formación es un instrumento esencial para que todos los colaboradores de EDP España desarrollen y actualicen sus conocimientos y competencias individuales, fomentando su realización profesional.
 
EDP dispone de diferentes herramientas como el Plan de Formación anual que integra las necesidades formativas detectadas y aprobadas por la organización, así como otros programas como la Universidad de EDP, para el desarrollo de conocimientos y habilidades, y el Plan de Apoyo a Doctorandos, que tiene como objetivo apoyar a los empleados que quieran obtener el grado de Doctor, cuya tesis doctoral deberá formar parte de las prioridades de EDP en innovación.


Implicar, comprometer y motivar

EDP España, consciente de la importancia que tiene para la compañía conocer las expectativas y el grado de satisfacción de sus empleados, ha establecido diversos canales de participación y diálogo que han permitido orientar la estrategia de la empresa y definir diferentes líneas de actuación.

Entre otras iniciativas, destaca el Programa Lean así como el desarrollo periódico de encuestas de clima laboral.


 

Equilibrio entre la vida profesional y laboral

La vida familiar y privada de cada trabajador debe estimularse y reconocerse. Esta filosofía forma parte de la dimensión del Grupo EDP que fomenta la conciliación de la trayectoria profesional con los intereses individuales y familiares, como pieza fundamental del éxito empresarial.

Así, EDP ha puesto en marcha diferentes programas y proyectos relacionados con la salud y el bienestar, la educación, la vida personal y la ciudadanía.

Otra de las vías de conciliación se desarrolla a través del Programa de Voluntariado de EDP, donde la empresa permite a sus empleados disponer de horas laborales remuneradas para su colaboración desinteresada con causas sociales.

 

Actualmente la legislación establece que los consumidores vulnerables tienen derecho al denominado “Bono Social”, que supone una reducción de un  25% o un 40% en el PVPC, pudiendo ser gratuito en los casos severos de exclusión social. . Pero EDP España está firmemente comprometida con la protección de los consumidores vulnerables y ha decidido ir más allá de lo legalmente exigible, basándose en sus principios de solidaridad y de servicio a la comunidad


Por este motivo se han suscrito convenios voluntarios específicos con las Administraciones Públicas que han demostrado interés en extremar la protección de los Consumidores Vulnerables.


El objetivo de estos Convenios es evitar la suspensión del suministro de electricidad y/o de gas natural a estos consumidores vulnerables por el impago de determinadas facturas, o en caso de que ya se hubiera efectuado la suspensión, tratar de conseguir su restablecimiento lo antes posible, en virtud de las ayudas sociales que la Administración concederá al Beneficiario para el pago de la factura o de las facturas de que se trate.


De este modo, bien a través de los Convenios, bien a través de legislación autonómica específica, el 95% de los clientes de EDP España, si incurriesen en situación de vulnerabilidad, podrían solicitar la paralización del corte mientras se gestionan las ayudas correspondientes.


Adicionalmente EDP ha adquirido el compromiso de prestar asesoramiento en materia energética, tanto de ahorro como de eficiencia a los clientes que así lo requieran, con el fin de buscar el máximo ahorro para el cliente. También se han llevado a cabo campañas de difusión y ayuda en la tramitación para facilitar el acceso al Bono Social a aquellos consumidores que tienen derecho a obtenerlo.

La misión de la Fundación EDP es reforzar el compromiso del Grupo EDP en los ámbitos geográficos en que desarrolla su actividad, con especial atención a las áreas educativas, culturales, sociales y medioambientales, dentro de una perspectiva de desarrollo sostenible global, en el que la generación y utilización eficiente y responsable de la energía juega un papel determinante.

Compromiso Social

Fundación EDP

Partiendo de sus funciones actuales, la Fundación EDP tiene como visión “ser una Fundación comprometida con las comunidades locales, que impulsa el cambio para lograr el desarrollo sostenible de la sociedad”.