edp news
Los trabajos generaron más de 900 empleos

EDP invierte más 14 millones de euros en la revisión de Aboño 2

Viernes 06, Noviembre 2020
Sostenibilidad

Los trabajos han generado más de 900 empleos, principalmente de empresas asturianas.

EDP ha concluido la revisión del grupo 2 de la central térmica de Aboño. Los trabajos, realizados entre septiembre y octubre, han supuesto una inversión de 14,7 millones de euros. Con este esfuerzo inversor, la compañía extiende la vida útil de esta instalación estratégica y garantiza su funcionamiento en las mejores condiciones de eficiencia y disponibilidad para atender la demanda.

Durante esta parada programada, EDP ha realizado la revisión y puesta a punto de los más de 10.000 equipos y sistemas que conforman la instalación, al mismo tiempo que ha implementado mejoras ambientales y de rendimiento, y sustituido elementos necesarios para su óptimo funcionamiento.
Los principales equipos revisados son, entre otros, el alternador, la caldera y las plantas de desulfuración y desnitrificación, donde la compañía ha realizado inspecciones completas e introducido mejoras.

Entre los proyectos ambientales destaca el que la compañía ha desarrollado en los electrofiltros, que supone una mejora en su rendimiento del 25%. Este equipamiento es esencial en la planta y reduce las emisiones de partículas, pues permite retenerlas en su interior.

Este proyecto, que va más allá de la exigente normativa ambiental y ha supuesto 2 millones de euros de inversión, ha consistido en la implantación de nuevos elementos mecánicos, el cambio del sistema de controladores y su digitalización, ya que ha pasado a ser gestionado íntegramente desde los sistemas de la sala de control del grupo 2.

Esta revisión ha tenido un significativo impacto en el empleo. En las distintas tareas han trabajado más de 900 personas de más de 80 empresas, principalmente asturianas. A esto hay que sumar los más de 200 empleos que genera la propia central. En total se han alcanzado más de 150.000 horas hombre de trabajo.

Estas cifras suponen un importante reto para la organización por las complejidades técnicas, preventivas y medioambientales que implica la concurrencia en el tiempo de un elevado número de tareas y personas.

Además, y por la situación actual de crisis sanitaria, la instalación tiene en marcha un minucioso y completo protocolo de actuación para garantizar la salud y seguridad de las personas, que ha extendido a los empleados de las empresas que han colaborado en la revisión. Entre las medidas destaca la realización de test PCR a todas las personas, el uso obligatorio de mascarilla, gafas de protección y funda diaria desechable, así como tomas de la temperatura corporal en diferentes momentos de la jornada.

La última revisión de este tipo en Aboño 2 tuvo lugar en 2016, con una inversión de más de 12 millones de euros. Desde entonces, este grupo ha funcionado más de 30.000 horas y generado más de 13.000 GWh, el equivalente al consumo eléctrico medio anual de casi 4 millones de hogares.

La central térmica de Aboño es una instalación estratégica que garantiza el suministro eléctrico a la gran industria asentada en Asturias. Es, además, un claro ejemplo de eficiencia energética y de economía circular, pues para generar energía revaloriza los gases siderúrgicos de la planta que ArcelorMittal tiene en Veriña, que de otra manera serían quemados en antorcha y expulsados directamente a la atmósfera.

Con esta nueva inversión, EDP refuerza su compromiso con Asturias, al mismo tiempo que continúa avanzando con su proceso de descarbonización. Ha sido la primera compañía en anunciar un proyecto alternativo al carbón en España, concretamente en Aboño 1, grupo que transformará con una inversión de 100 millones de euros para que utilice únicamente gases siderúrgicos, eliminando el uso del carbón. Este primer grupo, que dispone de un permiso para funcionar 1.500 horas al año, ha estado en funcionamiento durante la revisión para garantizar el suministro eléctrico.

Esta revisión, así como las continuas mejoras en sus centros de producción, con más de 250 millones de euros invertidos en los últimos años, convierten a las instalaciones de generación de EDP en las más eficientes de España, además de reforzar su compromiso con el empleo y el desarrollo económico de la región.